reeducacion - amimundo shop

Obras de Yorik R. Piña Y Programas de AMIMUNDO
Premiación para niños y jóvenes entre 10 y 20 años en el "Programa Virtual de Prevención del delito y otros vicios" (PCPC)
PCPC en Español, English, Francês, Italiano, português, 简体中文
Copyright © 2024. Yorik R. Piña. All rights reserved.
Próxima premiación, domingo 30 de junio, 2024
Vaya al Contenido

reeducacion

Programas
"Programa de Reeducación Para Jóvenes Traviesos".
Está contenido en la obra del mismo nombre, y diseñado para reeducar y reinsertar, socialmente, a adolescentes y jóvenes que han caído en las redes del delito las drogas y otros vicios. (atracos, a mano armada; pandilleros), es decir, jóvenes en conflicto con la ley penal; muchos de ellos que no trabajan ni estudian y a quienes, ni el hogar ni la escuela tienen control alguno sobre sus conductas desadaptativas. No respetan ni obedecen a sus padres y maestros.

Se educa desde la niñez, a través de las 3 agencias de formación del niño: El hogar, la escuela y el entorno. Se reeduca a quienes, por alguna razón u otra, las agencias formativas que se ocuparon de esa tarea, lo hicieron de una manera inadecuada por lo que, la persona víctima de esa formación incorrecta en el hogar, sufre las peores consecuencias quizás para toda la vida. En otras palabras, se educa a quien nunca ha recibido formación (desde la infancia y la niñez); se reeduca a quien la ha recibido inadecuadamente.

Ignorancia o mala formación académica.
Una de las razones más frecuentes, por la que la formación de los niños y adolescentes es inadecuada, es la mala formación de los padres y maestros. Nadie puede dar lo que no tiene. La mayor responsabilidad es de la escuela. El personal docente recibe adiestramiento en las universidades, los padres no.
Los hogares disfuncionales y maestros mal pagados son el escenario ideal para una formación inadecuada de niños, niñas, adolescentes y jóvenes. La mayoría de los padres y madres, en los hogares disfuncionales, no han tenido la oportunidad de acceder al conocimiento de los métodos adecuados para educar a sus hijos. En muchos casos aquellos (los padres) recibieron abusos o malos tratos, no por ignorancia, sino por conflictos no resueltos de padres y maestros.

Ausencia del padre.
Otra razón mucho más grave, es la ausencia de los padres en el hogar. El autor está aplicando este programa a decenas de adolescentes y jóvenes en la ciudad de Barahona, República Dominicana. En la mayoría de los casos, la ausencia del padre es la norma.  Once de los inscritos en el programa, nunca han delinquido ni han consumido drogas. Son jóvenes sanos y muchos de ellos, estudiantes ejemplares; pero no tienen dirección paternal. No tiene dirección, normas a seguir. Esto los hace potenciales problemas para la sociedad. El programa, por lo expuesto anteriormente, resuelve este problema presentándole una figura paternal ortodoxa y, más adelante, la figura paternal ideal. En esta obra se hace mención del estudio que se hizo en un centro de privación de libertad. Los resultados confirman lo que se afirma más arriba.

Como ya se ha dicho, este programa es para reeducar, no para educar. El método es diferente, aunque algunas herramientas son útiles para unos y para otros. En este programa se le presenta al reeducable una figura paternal tradicional (en las primeras etapas del programa) la que se irá sustituyendo, según se avanza, en una figura paternal ideal.
La figura paternal tradicional exige obediencia y tiene la última palabra. La figura paternal ideal, reflexiona con el reeducable lo que más conviene para su formación. La transformación se va dando a través de la inserción de valores que se insertan, paulatinamente, en la manera de ser, en la personalidad del reeducable.
Al tiempo que el reeducable aprende a tener confianza en sí mismo, accionar en el mundo que le rodea, desempeñando un papel en la comunidad; pertenecer a grupos de afecto y demostrar creatividad, ser honesto, responsable, leal, generoso, empático y asertivo, no tolerará imposiciones.

Conductor De Programa.
El conductor del programa debe estar alerta sobre los cambios que se van exhibiendo en los jóvenes, e ir adaptando su trato, según la conducta que vaya mostrando. No es posible insertar valores sin ir transformando la figura paternal tradicional. Esto hace un grave daño al programa. Actuando de esta manera no se logrará el objetivo deseado que es la adultez del individuo.
Los valores se van insertando al carácter haciendo práctica de estos, no con la simple definición. Se logra con actividades para el crecimiento personal: asistir a la escuela formal, a cursos técnicos, visitando a organizaciones que se ocupan de los niños con cáncer, minusválidos, hospitales, orfanatos, etc., llevando alegría y motivación a estos seres que, de alguna manera son diferentes y, mal manejados, pueden ser víctimas de mucho sufrimiento. Son actividades para el logro de la adultez.
El Programa De Reeducación termina cuando: se han conseguido las condiciones básicas para ser adulto. Han finalizado una carrera universitaria o técnica. Han aprendido un oficio o se han iniciado, y se mantienen con éxito en el mundo de los negocios, es decir, se han insertado como entes productivos en su comunidad.


Regreso al contenido